Rulada de Acelgas y Calabacín

Rulada de Acelgas y Calabacín

Una versión diferente de la rulada, con ingredientes de la huerta frescos y preparados con cariño al vapor. Deliciosa, saludable y sorprendente. ¡Pruébala! Puedes descargarte aquí la receta

INGREDIENTES

Ingredientes

500 g de calabacines; 1 cucharadita de sal; 8 hojas grandes de acelga; 75 g de mantequilla; 50 g de cebolla bien picada; 10 g de harina normal; 150 ml de leche tibia; 4 huevos, con las claras y las yemas separadas; 75 g de queso parmesano rallado; pimienta negra recién molida; 50 g de piñones tostados

Rulada de Acelgas y Calabacín

Preparación


1. Lava y ralla los calabacines en tiras gruesas. Mezcla los trozos de calabacín con una cucharadita de sal y échalos en un colador. Deja escurrir durante 20 minutos y a continuación aprieta cuidadosamente con las manos para retirar el exceso de líquido. Unta aceite en una bandeja de 21 cm x 30 cm y recúbrela con papel de hornear.

2. Pon a hervir una olla con agua y sal, separa los tallos blancos centrales de las acelgas y córtalos en trozos pequeños. Añade los trozos de los tallos de las acelgas a la olla y deja que se cocinen durante unos minutos hasta que queden tiernos. A continuación, añade las hojas y vuelve a cocinar durante otro minuto. Escurre las acelgas y ponlas a enfriar en abundante agua con hielo (esto ayuda a conservar el color). Vuelve a escurrir bien.

3. Funde mantequilla en una sartén pequeña, añade la cebolla picada y deja cocinar a fuego lento -sin añadir colorante alguno- durante cinco o seis minutos, o hasta que esté blanda y translúcida.

4. Añade la harina y remueve de vez en cuando a fuego lento aproximadamente durante cinco minutos, hasta que adquiera un color dorado.

5. Añade la leche tibia y bátela hasta que no queden grumos. Vierte la mezcla en un cuenco grande y deja enfriar durante cinco minutos. Después añade, y bate una a una, las yemas de huevo. Mezcla el calabacín y el queso parmesano rallado y sazona con pimieta negra.

6. En otro recipiente, bate las claras de huevo a punto de nieve con una pizca de sal. Incorpora la mitad de las claras de huevo que acabas de batir con la mezcla de calabacines (para suavizar) y con cuidado ve añadiendo el resto de las claras batidas mientras bates.

7. Distribuye la mezcla de calabacín de manera uniforme sobre la bandeja, introdúcela en el nivel 2 y horneala con el programa «vapor combinado 1 cuarto» (calor + vapor al 25%) durante 15 minutos o hasta que quede esponjoso o adquiera un color dorado. También puedes introducir un palillo y, si sale limpio, quiere decir que está listo.

8. Saca la rulada del horno y con mucho cuidado colócalo sobre una superficie limpia. Retira el papel, reparte uniformemente las hojas de acelga sobre la superficie, esparce los piñones tostados y enróllalo todo desde uno de los extremos más alargados. Vuelve a introducirlo en el horno caliente durante 5 minutos y a continuación, córtalo en trozos de unos 2,5 cm de grosor.

Presentación

Sirve directamente con una ensalada de tomates frescos y semisecos, acompañada de salsa tzatziki.