Guías de compra

Tu placa de cocción ideal

TIPOS DE PLACAS

Inducción – Saca el máximo partido a tus habilidades culinarias. Las placas de inducción calientan rápido y responden casi al instante, para aplicar técnicas en las que el control de temperatura es crucial. Si quieres aún más versatilidad, puedes elegir una placa de inducción con zonas de cocción flexibles. Las placas de inducción permanecen frías alrededor de los utensilios, y resultan muy seguras de utilizar.

Gas – Una de las opciones más populares para cocinar en casa y sobre todo en las cocinas profesionales de todo el mundo. La técnica de cocción con llama viva de las placas de gas hace de la cocción una experiencia realmente cercana. Son fáciles de controlar y admiten todo tipo de utensilios. Los quemadores de llama vertical de nueva generación calientan hasta un 20% más rápido que los quemadores convencionales.

Vitrocerámicas – Con una resistencia oculta bajo la superficie vitrocerámica de la placa, las vitrocerámicas presentan una superficie lisa y muy fácil de limpiar. En las placas vitrocerámicas se puede cocinar con cualquier tipo de utensilio de cocción y son también muy versátiles en cuanto a los distintos tamaños y cantidad de zonas de cocción disponibles.

ESPACIO DISPONIBLE

Elige la placa de cocción dependiendo del espacio del que dispongas.

De 30 a 36 cm – placas con una o dos zonas de cocción, perfectas para cocinas pequeñas o soluciones habitacionales no convencionales.
60 cm – el tamaño más habitual. En la mayoría de los casos con tres o cuatro zonas de cocción.
70, 75, 80 y 90 cm – perfectas para grandes familias o aficionados a la cocina, con espacio para hasta seis zonas de cocción. Las placas de este tamaño también pueden tener zonas flexibles que combinan varias zonas de cocción para conseguir una más grande donde trabajar con utensilios voluminosos y de formas poco convencionales.

Recuerda: La encimera de tu cocina debe tener al menos entre 25 y 30 mm de espesor para montar nuestras placas.

FUNCIONES DE COCCIÓN

Piensa en los alimentos que te gusta cocinar y cómo te gusta prepararlos antes de elegir la placa.

Recetas rápidas – pasta, salteados, alimentos a la plancha, etc– Es preferible una placa que caliente muy rápido. Elige una placa de inducción con funciones de potencia intensiva para acelerar la cocción. Algunas placas de gas también tienen un potente quemador wok, excelente para preparar rápidamente la comida de toda la familia.

Técnicas avanzadas – fundir ingredientes, baño María, cocción al vapor, etc. – Una placa de inducción ofrece el control de temperatura preciso para dominar con confianza todas las técnicas avanzadas de cocción. Las placas de inducción gestionan los cambios de temperatura de manera instantánea.

Estofados y guisos para muchos comensales – Las placas de gas y las vitrocerámicas son también muy versátiles, con gran variedad de tamaños de quemador y amplias zonas de cocción para trabajar con utensilios de gran tamaño. Como alternativa, las placas de inducción con zonas flexibles permiten combinar dos zonas individuales en una sola.

LIMPIEZA

Placas de inducción – Nuestra tecnología inteligente de inducción calienta los utensilios de cocina y los alimentos que contienen, pero nada más. La superficie de alrededor se mantiene fría. Así no se quema nada y la superficie plana y lisa no deja lugar para suciedad oculta.

Placas de gas – Las placas de gas que asientan los quemadores sobre una superficies plana de cristal cerámico son más fáciles de limpiar que las de acero inoxidable. Si se te derrama algo al cocinar, puedes limpiarlo con mayor facilidad sin preocuparte de las rayas o de las manchas rebeldes.

Placas eléctricas – La superficie vitrocerámica lisa de las placas radiantes se mantiene también es muy fácil de limpiar, sin llegar a la facilidad de las placas de inducción.

SEGURIDAD

Inducción – La inducción solo calienta los utensilios y los alimentos que contienen, el resto de la placa se mantiene razonablemente fría al tacto. El panel de control se puede bloquear para evitar cualquier activación accidental.

Gas – La posibilidad de ver la llama ayuda a hacer más segura la cocina. Las placas de gas AEG con termopar de seguridad cortan automáticamente el suministro de gas en caso de que la llama se apague por cualquier circunstancia.

Radiantes vitrocerámicas – El bloqueo de seguridad para niños garantiza que la placa no se pueda encender por accidente. Además, el indicador de calor residual te avisa del posible riesgo de quemarte si tocas sin querer la zona de cocción en cuestión.

ELIGE TU PLACA DE COCCIÓN

Da igual lo que te guste cocinar y cómo te guste prepararlo, si es para una cena íntima o para recibir a toda la familia y amigos, AEG tiene la placa perfecta para ti.