Placas de cocina AEG

Desde las tradicionales placas de gas, pasando por las vitrocerámicas, hasta las innovadoras placas de inducción, todas ellas están disponibles en distintas medidas para que puedas crear un ambiente de cocina personalizado. Descubre las placas de cocina AEG y disfruta de resultados profesionales en tu propia casa.

Elige un tipo de placa de cocina

o déjate aconsejar por nuestras guías de compra

PLACA AEG SENSEPRO, EL MEJOR ASISTENTE EN TU COCINA

Las placas de inducción AEG SensePro son las placas más avanzadas de toda la gama. Incluyen una sonda térmica inalámbrica que controla con máxima precisión la temperatura de los alimentos, así como los líquidos, para que se mantengan siempre al punto que elijas. Esta tecnología en placas de cocina permite cocinar al vacío y a baja temperatura, una fritura a la temperatura idónea y evita derrames sobre la placa al controlar el punto de ebullición al hervir.

CARACTERÍSTICAS DE LA PLACA AEG SENSEPRO IAE84881FB

CARACTERÍSTICAS DE LA PLACA AEG SENSEPRO IAE84881FB

  • Control de la temperatura grado a grado, gracias a la sonda térmica. Esta se conecta de forma inalámbrica con la placa y no requiere de carga.
  • Pantalla TFT a color para un control más fácil e intuitivo de las zonas de cocción y las funciones activas, como el temporizador o el calor residual.
  • Incluye la Función Puente, que conecta dos zonas de cocción y las convierte en una sola, ideal para una plancha o recipientes de gran tamaño.
  • Sistema Hob2Hood de conexión con una campana compatible. Cuando la placa se enciende, regula automáticamente la potencia y las luces de la campana manteniendo la cocina libre de olores mientras cocinas.

PLACAS DE COCINA AEG, ¿QUÉ NECESITAS SABER?

Si estás buscando una nueva placa para tu cocina, AEG ofrece una gran variedad de opciones en cuanto a diseño, funcionalidades y medidas para que encuentres la placa que mejor se adapte a tus necesidades. Para ello, hay una serie de factores que debes considerar a la hora de elegir una placa de cocina.

Las placas de gas son perfectas para aquellos que prefieren la cocina más tradicional. Calientan rápidamente y admiten cualquier tipo de utensilio, desde sartenes de hierro a recipientes de barro cocido. Los nuevos modelos incluyen sistemas de seguridad como indicadores de calor residual o el sistema termopar que corta el suministro de gas si se apaga la llama.

Las placas vitrocerámicas son el tipo más extendido en los hogares. Se calientan de forma gradual mediante resistencias, de modo que tardan más en alcanzar la temperatura, así como en enfriarse. También admiten todo tipo de utensilios y gracias a su superficie lisa se limpian cómodamente.

Las placas de inducción son, sin embargo, la última tendencia, las más modernas y energéticamente eficientes. La gran ventaja de la tecnología de inducción es que calientan el recipiente muy rápido mientras que la superficie circundante de la placa permanece fría al tacto. Así, es más segura y los derrames accidentales no se pegan, facilitando enormemente la limpieza. Solo con pasar un paño húmedo tendrás la placa lista.

Si lo que necesitas es aprovechar al máximo el espacio, puedes optar por una placa de cocina modular de 36 cm de ancho, o utilizar las posibilidades de este sistema de módulos para realizar combinaciones personalizadas que incluyan placas especiales, como una freidora o un Teppanyaki

Estas son algunas indicaciones que pueden resultar útiles, pero si quieres descubrir la gama al completo y conocer la tecnología de AEG visita nuestra guía de compra para placas de cocina.