Lavavajillas 60 cm  

Optimizar el espacio de la cocina implica invertir en electrodomésticos funcionales que aprovechen al máximo todo su volumen. Los lavavajillas de 60 cm son opciones idóneas para cocinas de tamaño estándar y hogares que necesitan electrodomésticos con una gran capacidad de lavado.

Las dimensiones de un lavavajillas de 60 cm integrable facilitan su instalación en cocinas de todos los diseños, especialmente en las más minimalistas. Por su capacidad para camuflarse entre el resto del mobiliario, son modelos que encajan a la perfección en cualquier estilo.

También los lavavajillas paneables de 60 se caracterizan por esta gran capacidad de integración. Son otra solución eficiente con la que diseñar cocinas de aspecto más uniforme y elegante sin renunciar al potencial de un electrodoméstico que agiliza de manera notable la limpieza de cristalería, platos y cubiertos.

En un lavavajillas integrable de 60 cm se pueden lavar entre 13 y 15 cubiertos, lo que supone un ahorro de tiempo y recursos en cada ciclo de lavado. Esta gran capacidad, unida a las posibilidades de distribución interior, facilitan el lavado de los utensilios de cocina más voluminosos, como ollas o sartenes.

El nivel de limpieza que se obtiene supera el de cualquier lavado a mano. Estos electrodomésticos están provistos de tecnología avanzada para ofrecer unos resultados óptimos incluso en los programas más cortos o con la suciedad más incrustada. Prestaciones como el sistema AutoSense para ajustar el nivel de agua en función de la carga, o la apertura automática de la puerta para un secado más rápido, permiten utilizar estos electrodomésticos de un modo sostenible.

Lo habitual es que hasta los lavavajillas integrables de 60 baratos incluyan de 7 a 8 programas de funcionamiento, con opciones entre 30 y 160 minutos de duración, prelavado y modo ECO. La posibilidad de escoger entre 4 niveles de temperatura diferentes aumenta la eficiencia de los ciclos de lavado y permite trabajar con grandes cargas sin que ello comprometa el éxito de los resultados.

La distribución del espacio interior añade valor a estas opciones de limpieza avanzadas. Un lavavajillas de 60 cm estándar se compone de dos bandejas de colocación extraíbles y configurables para el contenido más voluminoso. También cuenta con lugares especiales para la ubicación de los cubiertos y protección extra en el espacio destinado a la cristalería, con soluciones de sujeción innovadoras como SoftGrips y SoftSpikes que garantizan el cuidado de los materiales más frágiles. 

Leer más

¿Aún no te has decidido?

Si has llegado hasta aquí y aún no has encontrado el lavavajillas integrable que estás buscando, te recomendamos visitar nuestra guía de compra de lavavajillas. Si la lees con atención te será mucho más fácil, con ayuda de los filtros, dar con tu lavavajillas ideal.