Consejos para conservar el vino en casa sin estropearlo

Sería estupendo disponer de una pequeña bodega o espacio en casa en la que almacenar el vino en las condiciones de humedad, temperatura y luminosidad perfectas, pero en los hogares de hoy en día no es lo más habitual. No obstante, los amantes de los buenos caldos no tienen por qué renunciar a conservar el vino en casa de un modo profesional y obtener condiciones muy parecidas a las de una cava en cualquier rincón del hogar.  

Las claves para conservar el vino en casa   

Abrir esa botella de vino que llevabas reservando durante tanto tiempo y encontrarte con que el contenido se ha echado a perder resulta frustrante. El vino es un producto que está en constante evolución. Así, tanto el paso del tiempo, como el lugar en el que reposa hasta la hora de servirlo, influyen de manera sustancial en su calidad. Disponer de una vinoteca integrada en la cocina como botellero es la mejor solución, pero antes, veamos las claves para conservar el vino:

Conservar el vino en casa

A la hora de almacenar el vino en casa es importante tener en cuenta cuatro variables:

  1. Temperatura: los grados son importantes, pero también la estabilidad. Debes encontrar un lugar en el que las temperaturas se mantengan constantes y más bajas que en el resto de la casa. Para que una botella de vino se conserve en condiciones óptimas la temperatura debería oscilar entre los 15 y los 20ºC.
  2. Humedad: las botellas de vino se han de conservar siempre en posición horizontal para que el corcho esté en contacto con el contenido y de este modo se mantenga húmedo. Esa humedad garantiza la flexibilidad del corcho y regula la entrada de aire en el interior, controlando así el proceso de oxidación del vino. En condiciones ideales, la humedad debería mantenerse en torno al 80%.
  3. Luz: ¿alguna vez has visto una bodega expuesta a la luz del sol? Ningún vino se conserva en condiciones óptimas si no está bien protegido de los rayos UV. Coloca tus botellas en un lugar resguardado de los rayos del sol, cuanto más oscuro mejor.
  4. Olores: los corchos de las botellas no son completamente herméticos sino que transpiran. Por este mismo motivo pueden absorber olores del ambiente que terminen modificando el aroma y el sabor del vino. Un corcho que se contamina con olores exteriores acabará arruinando el contenido de la botella.

¿Cuáles son los mejores lugares para almacenar el vino en casa?

Ahora que ya conoces las condiciones ideales para la conservación del vino, ¿se te ocurre qué lugar de la casa puede ser el más adecuado para guardar tus botellas? Aunque suele ser una de las primeras opciones que se barajan por una cuestión de funcionalidad, almacenar el vino en la cocina sin tener una vinoteca podría ser la peor alternativa.

Piensa en una zona en la que las temperaturas se mantengan más bajas que en el resto de la casa, donde el olor del ambiente sea neutral y que la mayor parte del tiempo permanezca oscura. Un sótano, un trastero, el hueco de la escalera o incluso un pasillo son lugares mucho más recomendados que la cocina o el salón, donde los cambios de temperatura y los olores intensos son más habituales.

No obstante, la opción más interesante si eres un amante de los buenos caldos es instalar una nevera para vinos en el mobiliario de la cocina. Con una vinoteca no tendrás que preocuparte por cuestiones de humedad, luz o temperatura, ya que tendrás todos estos parámetros bajo control en un entorno óptimo para tus vinos favoritos.

Leer más

Una vez abierta, ¿cómo guardo la botella de vino?

Conservar el vino en casa

La mayor amenaza de una botella de vino abierta es la oxidación. Tras el descorchado, el vino entra en contacto directo con el aire del exterior y su proceso de degradación se acelera.

Para evitar que esto ocurra, la única solución verdaderamente efectiva es la de mantener el vacío dentro de la botella. Esto resulta muy sencillo con los sistemas de extracción de aire que puedes encontrar en el mercado. El cierre al vacío te permitirá conservar el vino abierto en la nevera durante varios días sin que se vea afectada su calidad.

Recuerda que los vinos blancos y rosados son más sensibles a la oxidación y que los jóvenes son más resistentes que los viejos. En cualquier caso, siguiendo estos consejos para conservar vino en casa sin estropearlo podrás almacenar botellas de todo tipo durante mucho más tiempo.

Conservar el vino en casa