Falsos mitos sobre las secadoras de ropa

La tecnología del hogar tiene el único objetivo de hacerte la vida más fácil. ¿De qué manera? Proporcionándote un mayor ahorro de tiempo y dinero en tareas tan cotidianas como preparar la comida, conservar tus alimentos o mantener tu ropa limpia. Entonces, ¿por qué se dan a veces tantas reticencias con respecto al uso de determinados electrodomésticos? Desmontamos los falsos mitos sobre las secadoras de ropa para que disfrutes de una colada perfecta y te olvides de preocupaciones.

Mitos de secado de la ropa

5 ideas erróneas sobre las secadoras de ropa

Seguro que en más de una ocasión habrás oído hablar de las bondades del secado tradicional al aire frente al secado automático. Está muy extendida la idea de que las secadoras de ropa son el enemigo número 1 de la colada, pero nada más lejos de la realidad. Estas opiniones se construyen sobre falsos mitos que únicamente sirven para limitar el ahorro de tiempo y dinero del que podrías estar disfrutando si recurrieras a estos sensacionales electrodomésticos. Ha llegado el momento de conocer la verdad.

 

1. Las secadoras estropean la ropa

Si recurres a un buen electrodoméstico y realizas un uso adecuado de sus funciones, el único motivo por el que tu ropa se deteriorará será por el uso. El hecho de que determinadas prendas de ropa necesiten programas especiales de secado automático no quiere decir que estos electrodomésticos estropeen tu ropa. La tecnología AbsoluteCare controla la temperatura y el movimiento de la secadora adaptándose a la humedad de la ropa y a las características de los tejidos para darles exactamente el tratamiento que necesitan.

Lavadora y secadora en columna

2. Las secadoras ocupan mucho espacio

Es una apreciación relativa. ¿Alguna vez te has parado a pensar en la cantidad de espacio que necesitas para secar tu ropa de la manera tradicional? Las secadoras de ropa modernas tienen unas medidas perfectas para ajustarse sin problema a las necesidades de cada hogar, especialmente a las de aquellos que no disponen de espacio suficiente para poner a secar al aire toda la colada. De hecho, si eres uno de los últimos, también puedes utilizar las lavadoras secadoras de AEG, que ofrecen también la opción de secado para tus prendas permitiéndote ahorrar espacio en tu hogar.

 

3. El uso de la secadora supone un consumo excesivo de electricidad

La industria de los electrodomésticos está en constante evolución y cada vez dispones de más opciones de secadoras de ropa con certificación A+++, como las opciones que te ofrecen las secadoras con bomba de calor de AEG. ¿De qué manera te beneficia? Estos electrodomésticos, que además tienen un uso puntual a lo largo de la semana, pueden consumir mucha menos energía que otros que empleas de manera ininterrumpida sin cuestionarte el gasto eléctrico que suponen, debido a que necesita menos energía para funcionar.

 

4. Es mucho mejor secar la ropa al aire libre que con una secadora

¿Para qué necesitas una secadora si casi la mitad de los días del año son soleados? Es una pregunta que se hacen muchos consumidores y que parece tener cierta lógica. No obstante, no es cierto que sea mejor secar la ropa al aire libre ni que el uso de la secadora se tenga que limitar a las estaciones del año con menos sol. ¿Sabes la cantidad de alérgenos y polen que absorbe la ropa tendida al aire libre durante la primavera? ¿Nunca te has planteado por qué tus prendas se decoloran más rápido en verano? Son muchos los motivos por los que la secadora de ropa resulta un electrodoméstico de gran utilidad los 365 días del año

camisa azul con arrugas

5. La ropa sale demasiado arrugada de la secadora

No sólo no es cierto, sino que además sucede todo lo contrario. Los modernos programas de secado de AEG junto con los movimientos del tambor reducen de manera notable las arrugas y en muchos casos te permiten prescindir de la necesidad de planchado. 

 

Gracias a la avanzada tecnología de las secadoras AEG estos falsos mitos tienen los días contados. Con las prestaciones de las secadoras de ropa de última generación disfrutarás de una colada estupenda sin poner en riesgo tu fondo de armario, ¡ni siquiera las prendas más delicadas! Aprovéchate de todas estas ventajas y deja tus prendas a punto en cualquier época del año.