Claves para preparar las mejores patatas al horno

Son el acompañamiento estrella de un sinfín de platos de carne, pescado o verdura y no hay quien se resista a su delicioso sabor. No obstante, aunque resultan una alternativa bastante sencilla de preparar, para cocinar unas patatas al horno y que queden de rechupete, nunca viene mal tener en cuenta algunos trucos antes de ponerse manos a la obra.

Consejos para que tus patatas al horno sepan mucho mejor

La patata no sólo es uno de los ingredientes más nutritivos de cualquier menú habitual, sino uno de los más versátiles. Hay infinidad de maneras de prepararlas: hervidas, en puré, fritas, horneadas… Incluso dentro de las recetas de patatas al horno te encontrarás con diferentes tipos de preparación que hacen de este alimento una propuesta muy interesante.

Preparar tus patatas al horno no tiene ninguna complicación. Para que salgan mejor, aunque no lo es todo, ayuda tener un horno con funciones de vapor, como los hornos de vapor de AEG, que conservan todo el sabor y nutrientes de los alimentos. Pero, además de esto, si quieres destacar como chef, te conviene conocer algunos trucos con los que tu guarnición de patatas sorprenderá a tus invitados:

  • No todas las variedades de patata son iguales, por lo que no todas responden igual al horneado. Las mejores opciones para una preparación al horno son las patatas Kennebec y la Spunta.
  • Si tu receta implica trocear las patatas, asegúrate de cortarlas todas del mismo tamaño para garantizar que se cocinan por igual.
  • Puedes cocer previamente tus patatas en agua hirviendo o introducirlas unos minutos en el microondas. De esta manera reducirás el horneado si el tiempo se te echa encima.
  • No olvides que en cualquier receta de patatas al horno éste debe estar precalentado a la temperatura idónea antes de introducir el recipiente con las patatas.
  • Si no te queda claro que las patatas ya estén listas, emplea el truco del palillo: si atraviesa con facilidad la patata es que ya está lista para servir.
Leer más

3 recetas sensacionales de patatas al horno

Patatas al estilo griego

Receta de patatas asadas al estilo griego

Son estupendas para acompañar los platos de carne. Las patatas se cocinan sin pelar y cortadas en gajos y se aliñan con aceite de oliva virgen, un poco de caldo de pollo, un chorrito de limón, ajo y orégano. El toque especial lo aporta el pimentón, que puede ser picante o dulce, dependiendo de las preferencias de tus invitados. Para que absorban bien el sabor de los condimentos, deben dejarse macerar durante media hora antes de hornearlas a 200ºC de 45 a 50 minutos.

patatas asadas al estilo Hasselback

Receta de patatas asadas al estilo Hasselback

Es una exquisita propuesta que se puede comer, o bien como entrante, o bien como guarnición en platos de carne. La clave de esta receta está en el tipo de corte y en los ingredientes que la acompañan. Estas patatas de origen sueco se sirven sin pelar y enteras, pero con cortes laminados, de manera que se absorba mejor la cobertura de mantequilla, ajo y queso parmesano que llevan por encima. Necesitan una hora de horneado a 200ºC y admiten otro tipo de ingredientes como el bacon o la sobrasada.

Muffins de patatas asadas

Receta de muffins de patatas asadas

Es una de las maneras más originales de presentar tu guarnición de patatas y se puede emplear tanto con menús de carne como de pescados. Las patatas se cuecen previamente y se machacan sin piel junto a un huevo, queso cheddar rallado, cebollino y trocitos de bacon. La masa resultante se introduce en un molde para la preparación de muffins y se hornea a 180ºC hasta que la parte superior presenta un atractivo aspecto dorado. ¡Te encantarán!

Personaliza estas recetas de patatas horneadas añadiéndoles tu toque particular. Tal vez otro tipo de especias, unas escamas de sal, un puntito de picante, un innovador aliño avinagrado o acompañadas de cualquier otro plato cocinado al vapor. Entre las muchas ventajas de cocinar con patatas está la de que, les pongas lo que les pongas, siempre van a ser una guarnición muy apetecible.