Cómo desatascar el lavavajillas

¿El contenido de tu lavavajillas ya no sale tan reluciente como al principio? Es un problema bastante frecuente que puede deberse a varias causas. La más común de todas es que una obstrucción esté dificultando la correcta circulación del agua y el drenaje. No hay razón para entrar en pánico. Sigue estas pautas para desatascar el lavavajillas y tendrás el problema resuelto en apenas unos minutos sin necesidad de avisar al técnico.

¿Por qué se atasca el lavavajillas?

Para corregir el atasco en el lavavajillas habrá que realizar algunas comprobaciones previas antes de tomar cualquier decisión. Échale un vistazo a esta lista de posibles causas para ir descartándolas y asegurarte de que el mismo problema no se vuelve a producir en el futuro:

  • La pendiente de tuberías y arquetas tiene que ser de un 2% como mínimo para que el agua pueda circular sin dificultad. Si no es así, tienes un problema de instalación.
  • Una manguera de desagüe doblada o en una posición incorrecta impide que el agua fluya. Lo mismo ocurre con la entrada de agua, aunque en ocasiones no tiene por qué ser un exceso de suciedad sino la falta de presión.
  • Si la dureza del agua es demasiado alta deberás emplear productos descalcificadores para evitar obstrucciones. Si no eliminas la cal a tiempo, el problema será cada vez más difícil de resolver.
  • El cierre incorrecto de la puerta del lavavajillas impide que el proceso de drenaje se complete del modo adecuado.
  • Los restos de comida o el uso de objetos inadecuados en el interior del lavavajillas (por ejemplo, vasos de plástico decorados o recipientes de cartón) pueden taponar tuberías, filtros y desagüe con restos de pintura y otros materiales.

3 formas de desatascar el lavavajillas

  1. Desatasco manual de la manguera de drenaje

A simple vista podría parecer un proceso demasiado técnico, pero lo cierto es que no tiene ninguna complejidad. Aunque es cierto que de todas las fórmulas de desatasco es la que te llevará más tiempo, no hace falta recurrir a un profesional para destaponar la manguera de drenaje si sigues estos pasos.

  • Desenchufa el lavavajillas.
  • Localiza la manguera de drenaje en la parte trasera del electrodoméstico y coloca un cubo debajo de su conexión con el fregadero.
  • Desconecta el tubo de drenaje de la conexión con el fregadero y agita la manguera sobre el cubo para que caigan los restos de agua y suciedad.
  • Introduce agua a presión por la manguera para eliminar un posible tapón y vuelve a sacudirla dentro del cubo las veces que sea necesario.
  • Si el problema es una manguera deteriorada, puedes sustituirla por otra extrayendo también el extremo que conecta con el lavavajillas y conectando la nueva.
  1. Desatascador natural

Si la obstrucción no es muy grave, puedes emplear una solución natural. Para ello deberás emplear una mezcla consistente en un vaso con una parte de bicarbonato por tres de vinagre.

Extrae el filtro ubicado en el fondo de tu electrodoméstico y lávalo en el fregadero. Por el desagüe, vierte la mezcla de vinagre y bicarbonato y deja que actúe durante al menos 15 minutos. Si el desagüe está atascado, notarás que el líquido no baja rápidamente. Podrás ponerle fin al problema cuando, transcurridos esos 15 minutos, viertas agua caliente por el desagüe, las veces que haga falta hasta que el líquido fluya.

  1. Método químico

No olvides que es muy importante emplear productos especiales para tu electrodoméstico como los accesorios para lavavajillas AEG. Al fin y al cabo, los artículos que introduces en el lavavajillas luego estarán en contacto con los alimentos que consumes y es importante evitar cualquier riesgo.

Los desatascadores profesionales se pueden adquirir en formato gel, líquido o en polvo y, al igual que el remedio natural, se vierten directamente por el desagüe del electrodoméstico. Es muy importante que sigas nuestras instrucciones en el producto respecto al uso y las cantidades ya que, si no se utiliza de modo correcto, podría dañar la manguera del desagüe y provocar fugas.

 

Leer más