Horno pirolítico  

La limpieza automática del horno se ha convertido en uno de los rasgos distintivos de los modelos más modernos. Gracias a sistemas innovadores de autolimpieza como el que emplean los hornos pirolíticos, se acabó lo de usar productos químicos abrasivos o rascar con el estropajo.

La pirólisis es un sistema de limpieza altamente eficiente que descompone la materia orgánica para facilitar su eliminación. Mediante el uso de altas temperaturas, la suciedad se transforma en ceniza y basta con pasar un paño húmedo por el interior del horno para deshacerse de esta.

Los hornos pirolíticos AEG permiten regular la intensidad de estas limpiezas en función del nivel de suciedad en la cavidad y de lo incrustada que esté. Durante una limpieza por pirólisis intensiva, estos electrodomésticos pueden alcanzar temperaturas de hasta 500 ºC, pero en el caso de las limpiezas rutinarias o con poca suciedad, no es necesario emplear tanta potencia.

Para sacarle el máximo partido a estos hornos que se limpian solos, se recomienda realizar un ciclo de autolimpieza completo cada 10 usos, por lo que algunos modelos incluyen un aviso recordatorio. De este modo se evita que la grasa se pegue a las paredes y se garantiza el mantenimiento óptimo del electrodoméstico sin ningún esfuerzo.

La limpieza pirolítica es una opción disponible en muchos modelos de horno con autolimpieza de AEG, frente a otras alternativas como la aquálisis o la autolimpieza al vapor, que resultan igualmente prácticas. La pirólisis es una de las soluciones de limpieza automática más higiénicas, ya que el empleo de altas temperaturas no solo elimina la suciedad, sino que permite acabar con gérmenes y bacterias de un modo mucho más efectivo.   

En lo que respecta a otras prestaciones, un horno pirolítico es un electrodoméstico igual de funcional que cualquier horno convencional. Los modelos pirolíticos de AEG incluyen las opciones propias de un horno multifunción bien equipado, como el calentamiento rápido, el horneado tradicional, el grill turbo o el control del punto de cocción. Los diferentes ciclos de pirólisis (rápido, normal e intensivo) son un extra con el que completar una experiencia de horneado más sencilla, cómoda y con unos resultados estupendos.

Leer más

¿Aún no te decides?

Si has llegado hasta aquí y aún no has encontrado el horno que estás buscando te recomendamos visitar nuestra guía de compra de hornos. Si la lees con atención te será luego mucho más fácil, con ayuda de los filtros, dar con tu horno ideal.