Hábitos de consumo y eficiencia: ahorra en la factura de la luz

El cambio en el modelo de facturación de electricidad ha obligado a muchos usuarios a plantearse cuáles han sido sus hábitos de consumo hasta ahora. Frente a un notable incremento de las tarifas en las horas punta, es conveniente saber cuándo y cómo consumimos electricidad para garantizar el máximo ahorro.  

¿Cómo te afectan las nuevas tarifas de la luz?

El pasado 1 de junio entraba en vigor la nueva tarifa eléctrica por la que el precio de la luz se distribuye en tres tramos:

  • Horas punta: de 10.00 a 14.00 h y de 18.00 a 22.00 h de lunes a viernes.
  • Horas llano: de 8.00 a 10.00, de 14.00 a 18.00 y de 22.00 a 00.00 de lunes a viernes.
  • Horas valle: de 00.00 a 8.00 h de lunes a viernes. Fines de semana y festivos nacionales.

Con este cambio tarifario se pretende desplazar el consumo de las horas punta hacia otras franjas horarias para garantizar la eficiencia en la producción de energía. Sin embargo, para la mayoría de los consumidores supone un incremento anual notable en la factura de la luz a menos que readapten sus rutinas.

¿Cuáles son los electrodomésticos que más consumen?

Para que el cambio de hábitos tenga un impacto positivo en la factura eléctrica, es necesario que conozcas cómo consumes electricidad a lo largo del día. Si hasta ahora no te habías parado a pensar en lo que consumen los aparatos eléctricos de casa, este es un buen momento para hacer esta reflexión. ¡El ahorro depende de ello!

Aunque son muchos los factores que intervienen en el consumo de un electrodoméstico (certificación energética, antigüedad, frecuencia e intensidad de uso), de forma general y siguiendo un orden descendente, se puede decir que estos son los aparatos que más electricidad necesitan para su correcto funcionamiento.

  • Calefacción eléctrica de tipo split (módulos separados).
  • Horno.
  • Frigorífico.
  • Aire acondicionado (con instalación).
  • Aire acondicionado (portátil).
  • Ventilador de techo.
  • Ordenador portátil.

Atendiendo al consumo anual que supone el uso habitual de estos aparatos, el mayor porcentaje de gasto corresponde a los electrodomésticos (más del 55 % del total, según las comparativas de Selectra ), seguido de otros consumos como el destinado a la iluminación de la casa, la climatización y el uso de agua caliente sanitaria.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz: invierte en eficiencia

La lista anterior puede resultar desalentadora. ¡Estamos consumiendo electricidad todas las horas del día! Sin embargo, con un poco de planificación tienes la opción de adelantar o retrasar el uso de determinados electrodomésticos haciéndolos coincidir con las horas valle para así ahorrar en la factura de la luz.

No obstante, aunque hay muchos de estos aparatos que necesitan estar todo el día en funcionamiento (p. ej., las neveras), hay otros que dejamos en modo standby cuando perfectamente podrían permanecer desconectados hasta el momento de su uso (p. ej., el televisor).

¿Quieres mejorar la eficiencia energética en el hogar? Aplica estos trucos para tener un mayor control sobre el consumo de electrodomésticos y otros aparatos eléctricos.

  • Utiliza regletas con interruptor y medidores de consumo. Las primeras te ayudarán a desconectar varios aparatos a la vez cuando no vayas a utilizarlos (p. ej., el ordenador, la videoconsola y el equipo de audio). Los segundos te ofrecerán una lectura real del consumo que realizan algunos de tus electrodomésticos. Tal vez vaya siendo hora de reemplazarlos por un modelo más moderno y eficiente.
  • Emplea un enchufe temporizador en el termo. La apertura del agua caliente implica la puesta en funcionamiento del aparato para volver a calentar agua entrante. Sin embargo, el termo es capaz de mantener el contenido a buena temperatura durante muchas horas. Con un temporizador puedes hacer que caliente solo en la franja horaria que te resulte más conveniente.
  • Apaga los aparatos que no estés utilizando y desconéctalos por completo de la electricidad. Parece obvio, pero la mayoría de las veces nos olvidamos de estos pequeños detalles. Aunque el consumo en modo standby sea muy reducido es un gasto evitable que se va sumando a la factura.

 

  • Realiza un buen mantenimiento de tus electrodomésticos. Las neveras y congeladores de AEG, gracias al sistema TwinTech® no producen escarcha, pero en los electrodomésticos viejos no te quedará más remedio que descongelar el interior cada cierto tiempo para garantizar un funcionamiento eficiente.
  • Programa la lavadora, la secadora y el lavavajillas para que funcionen en las horas en las que la tarifa eléctrica es más reducida. Si además tienen la opción de ajustar el tiempo y el agua necesaria a las características del contenido, el ahorro de recursos será aún más notable. Al igual que los frigos, las lavadoras también deben tener un mantenimiento adecuado.
  • Regula la calefacción y el aire acondicionado a temperaturas razonables. Hay aparatos que funcionan de forma automática, constante y a baja potencia para garantizar el mejor ambiente en tus estancias.
  • Reemplaza todos los focos de casa por luces de bajo consumo y aprovecha al máximo la luz natural. Sabiendo que puedes ahorrar hasta un 75 % de energía, ¡es hora de abrir las cortinas!
  • Invierte en electrodomésticos con una certificación energética alta, aunque ello suponga realizar un desembolso mayor. No tardarás en amortizar ese dinero con facturas de la luz más reducidas y un aprovechamiento energético que no solo te favorece a ti sino al conjunto del planeta.

Si ya aplicas todos estos consejos, te dejamos más información sobre cómo controlar el consumo de tu frigorífico en este artículo.

 

  

 

Contenido relacionado