Cómo lavar ropa blanca: trucos de toda la vida

Mantener la ropa blanca como el primer día es todo un arte. Incluso los tejidos de mayor calidad tienden a amarillearse con el paso del tiempo. Es una lástima tener que prescindir de ellos cuando tan sólo se trata de un problema de color. ¿Quieres saber cómo lavar ropa blanca para que siempre tenga un aspecto impecable? Utiliza bicarbonato de sodio en tus coladas y deja la ropa como nueva, pero antes, apunta otros trucos sobre cómo lavar ropa blanca.

Trucos caseros para blanquear ropa

Además del archiconocido bicarbonato o los blanqueadores químicos presentes en el mercado, existen algunos trucos caseros para lavar ropa blanca en la lavadora añadiendo ingredientes adicionales al proceso de lavado:

  • Agua oxigenada: al contrario de lo que pueda pensarse, este producto no daña los tejidos y, además de ser desinfectante, ayuda a eliminar las manchas amarillentas. Basta con añadir ½ taza al cajetín donde habitualmente colocamos el detergente.
  • Limón: este cítrico es muy conocido por sus cualidades limpiadoras y está especialmente indicado para prendas de algodón. En este caso, el poder natural blanqueante se acentuará si hervimos el zumo de dos o tres limones en una cacerola con agua y, cuando se enfríe, sumergimos durante media hora la prenda que queremos despercudir. A continuación, lavar la ropa blanca en la lavadora como haríamos en una colada habitual.

¿Es recomendable lavar ropa blanca con bicarbonato para quitar manchas?

cómo lavar ropa blanca delicada

Cuando no existían los detergentes modernos ni los avanzados electrodomésticos con los que lavamos actualmente la ropa, el bicarbonato de sodio se empleaba como una estupenda solución desodorante y limpiadora. No en vano, esta alternativa para blanquear la ropa ha llegado hasta nuestros días como uno de esos trucos tradicionales tan populares como efectivos. 

Ahora que la tecnología te permite ahorrar tiempo y dinero con cada colada, puedes integrar el uso del bicarbonato de sodio en el lavado de tus prendas blancas. Obtendrás excelentes resultados sin necesidad de frotar:

  • Eliminas toda clase de olores y de manchas.
  • Evitas el empleo de lejías y con ello contribuyes a reducir el impacto del cloro en el medio ambiente.
  • Aportas a tus prendas una textura mucho más suave y agradable.
  • Evitas las reacciones alérgicas que las pieles más sensibles experimentan con los suavizantes químicos.
  • Refuerzas el efecto de tu detergente y conservas el blanco natural de tus prendas.

Si aparte de potenciar el blanco de tus prendas quieres eliminar los malos olores (humedad, tabaco, sudor…), puedes dejarlas en remojo durante toda la noche. Calcula una taza de bicarbonato o percarbonato por cada cuatro litros de agua y espera hasta la mañana siguiente.  Los malos olores desaparecerán de tus tejidos en el próximo lavado automático.

¿El bicarbonato de sodio puede estropear la lavadora?

El bicarbonato de sodio es genial para despercudir la ropa banca que amarillea. Es un producto económico, polivalente y 100% natural. Pero, ¿qué opina tu lavadora de él? Afortunadamente, este truco no sólo no tiene ninguna repercusión negativa en el funcionamiento de tu lavadora, sino que además ayuda a su buen mantenimiento. 

Es un abrasivo muy suave que elimina los restos de cal, detergente o suciedad que se acumulan en el tambor. Lo puedes utilizar de manera regular combinándolo con el vinagre blanco para eliminar los gérmenes y las bacterias del interior de la lavadora. Mezcla los dos ingredientes en el compartimento del detergente y completa el ciclo de un lavado corto con el tambor vacío. Con una limpieza mensual será más que suficiente para eliminar cualquier rastro de suciedad de tu lavadora y prolongar su vida útil.