Cómo lavar y cuidar las prendas de poliéster

Dentro de la industria textil moderna, los materiales como el poliéster han pasado a ocupar un papel protagonista. Se trata de una de las fibras sintéticas más extendidas en la moda actual: apenas se arruga, la suciedad no se queda incrustada y se seca en un santiaménSi a estas grandes ventajas le sumas algunos de estos trucos para lavar el poliéster y consejos sobre el cuidado de estas prendas, tu fondo de armario estará impecable durante mucho más tiempo.  

Cuidados del poliéster: poco esfuerzo, excelentes resultados

Lavar prendas de poliester

Ropa deportiva, uniformes de trabajo o prendas técnicas para la práctica de infinidad de actividades. El poliéster es un material versátil al que la moda ha sabido sacarle mucho partido. Sácaselo tú también con el lavado más adecuado y cuida de tus prendas como se merecen.

Entre los numerosos motivos por los que las prendas fabricadas a partir de este polímero han tenido tanto éxito está el poco mantenimiento que necesitan. Frente a otro tipo de tejidos como el algodón, la lana o la seda, el poliéster es un material muy resistente que admite todos los pasos de una colada convencional.

Con todo, desde que metes tus prendas en el tambor de la lavadora hasta que las tienes nuevamente dobladas en el armario, hay pequeños aspectos en los que puedes trabajar para que los resultados sean incluso mejores de lo habitual.

Lavar prendas de poliester

Clasifica las prendas por colores

Separa tu ropa según el color como lo harías con una colada normal. El poliéster no es un tejido que suela desteñir, pero si tienes pensado emplear un producto especial para la conservación del color o para potenciar su blancura, de este modo te resultará mucho más efectivo.

Separa la colada según el tipo de tejido

Es una segunda distinción que deberás hacer para asegurar un lavado más eficiente. Para ello debes tener en cuenta que hay prendas fabricadas en una mezcla de algodón y poliéster, otras 100% poliéster y otras de poliéster y elastano. Es importante que las tengas identificadas porque si tu colada incluye ropa que está fabricada únicamente en poliéster no debes utilizar detergentes que contengan lejía.

Coloca las prendas al revés

Con independencia del tipo de lavado que vayas a realizar (a mano o automático) darle la vuelta a la ropa evitará daños por contacto con otras prendas y reducirá el riesgo de que éstas se queden enganchadas unas con otras. También te facilitará el proceso de cara al secado.

Ciclos cortos y agua tibia

La mayoría de las prendas de poliéster son compatibles con el lavado automático, por lo que lo más fácil es meterlas en la lavadora. Puesto que resisten bastante bien las temperaturas, si consideras que la colada está muy sucia puedes emplear agua tibia para asegurarte de que eliminas bien esa suciedad. Al no ser prendas demasiado exigentes, los ciclos cortos le van fenomenal.

Evita la electricidad estática utilizando suavizante

El roce de las prendas en el tambor de la lavadora hace que éstas se carguen de electricidad estática. Incluye un poco de suavizante en el ciclo habitual de lavado si quieres evitar este efecto.

Secado rápido, ahórrate el paso de la secadora

Entre las numerosas ventajas de las prendas de poliéster está la velocidad con la que se secan. Una vez que las saques de la lavadora, tiéndelas para que se terminen de secar al aire y en muy poco tiempo las tendrás listas. En cualquier caso, si decides emplear tu secadora AEG, bastará con un ciclo corto.

Se puede planchar, pero ¿vale la pena?

Siempre que utilices muy bajas temperaturas podrás darle un último repaso a la colada con la plancha. No obstante, el poliéster es un material que apenas se arruga por lo que lo más probable es que puedas saltarte este paso sin problemas antes de guardar la ropa en el armario.